Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra "Política de cookies".

Más Información Acepto

Buscando un estilo para el salón

Directorio de páginas en internet

Síguenos en

Twitter
DIRECTORIO ARTÍCULOS
Buscar
Sugerir enlace Sugerir artículo

INICIO > Artículos y notas de prensa > Negocios > Decoración Interior > Buscando un estilo para el salón

Noticias de actualidad

Artículos y notas de prensa relacionadas con Decoración Interior

26 FEB 2013

Buscando un estilo para el salón

Negocios > Decoración Interior

Lograr un estilo personal para la casa y por ende para el salón, es algo que se consigue después de un proceso gradual en el que se van combinando experiencias propias, ideas imperantes en el entorno y mucho interés y tesón a la hora de pulir nuestro propio gusto.

Una casa o cualquier otro tipo de edificio construido siguiendo un determinado estilo arquitectónico constituye sin duda una buena fuente de inspiración. Pero de la misma forma, muchas veces, desencadena la búsqueda absorbente de objetos que combinen estética y funcionalmente con la idea que tenemos en mente. Pero lo cierto es que tanto los materiales como los muebles, especialmente aquellos más voluminosos como los aparadores pueden ser contemporáneos de la construcción o bien ofrecer un total e inesperado contraste.

De este modo, la amplitud y los ornamentos de muchos interiores, especialmente los de tendencia tradicional  se prestan a menudo a acoger muebles totalmente modernos. En cambio las casas o edificios  arquitectónicamente neutros ofrecen la oportunidad de darles una personalidad más acusada. Los estilos históricos rara vez caen completamente en el olvido, pero están más o menos de moda según las épocas.

El estilo rústico recrea la comodidad y la sencillez de la sala de una casa de campo. Resulta muy interesante la idea de incorporar lo más atrayente en la forma, el color, los materiales, la escala, las texturas, de cualquier procedencia, sea histórica o geográfica. Así podemos encontrar elementos originarios de China, Japón, Escandinavia, Alemania o el colorido tan nuestro de los países mediterráneos, de los países de oriente medio, de África, Latinoamérica u Oceanía.

La incorporación de elementos foráneos en la vida doméstica se realiza a pequeña escala: alfombras turcas, indias y chinas, realzan los ambientes, tanto los más serios como los más informales. Las formas y los diseños del norte de África constituyen la base de muchos interiores , y la sobria simplicidad escandinava se lleva muy bien con un elegante suelo entarimado. Un par de jarrones  chinos inspira el cromatismo de un salón y es posible que una colección de porcelana azul y blanca complemente a la perfección un salón de estilo tradicional, tapizado con estampados orientales.

Zona tienda

Buscando un estilo para el salón